El alma de AEST son sus socios, de los cuales ocho componen la junta directiva. Ésta se reúne periódicamente para tratar temas de interés y tomar decisiones para el buen funcionamiento de la asociación.